PRO TIPS, Rostro

¿CUTIS GRASO? IDENTIFICALO Y CONTROLALO

¿Tienes los poros dilatados? ¿Te salen muchos granitos y puntos negros? ¿La piel te brilla como foco?Probablemente tienes el cutis graso o, si estos síntomas sólo se presentan el la zona “T” (nariz, frente y barbilla), tu cutis es mixto. Pero no te preocupes, te voy a dar unos tips muy útiles para que lo puedas controlar.

Primero que nada, necesito que comprendas que, aunque no te guste su apariencia, esta “grasita” es importante para la salud de tu piel, ya que es un protector cutáneo que la mantiene humectada y de esta manera atrasa el proceso de envejecimiento; es por esto que no es conveniente que utilices jabones o soluciones secantes, porque al faltarle humectación a tu piel, lo único que vas a provocar es que tu organismo genere aún más sebo, agravando así el problema y causando la aparición de acné y puntos negros.

Sin embargo, existen acciones sencillas que puedes agregar a tu rutina diaria para que tu piel luzca menos brillosa y más radiante y saludable.

1. HIDRATACIÓN. Nuestro cuerpo, al ser 70% agua, necesita mantenerse hidratado para poder trabajar adecuadamente. Si no tomas suficiente agua, tu cuerpo va a tomar la poca que le das y la va a utilizar para que tus órganos vitales funcionen, a consecuencia, tu piel va a perder esa apariencia saludable y comenzará a generar sebo . El estándar es tomar 2 litros de agua al día, pero esto también depende mucho de tus actividades, de tu alimentación y de tu composición corporal, yo te recomiendo que escuches a tu cuerpo, si sientes sed, toma agua.

2. ALIMENTACIÓN. Evita los embutidos, lácteos, las grasas saturadas y comidas procesadas, aumenta la cantidad de frutas, verduras y alimentos naturales; recuerda que si comes de una manera saludable, se verá reflejado también en tu exterior, y no sólo en la piel, tus uñas y tu cabello también serán beneficiados en el proceso.

3. LIMPIEZA. Este es un punto muy importante, y más para las personas que viven en grandes ciudades, ya que a la piel se le adhieren partículas de polvo y contaminación que promueven la aparición de imperfecciones. Limpia tu rostro y cuello por las mañanas y por las noches con un jabón o solución adecuada para tu tipo de piel.

4. HUMECTACIÓN. Muchas personas comenten el error de omitir este paso pues sienten que será contraproducente, la realidad es que no importa el tipo de piel que tengas, todas necesitan humectación y si no se la proporcionas, se verá obligada a generar e l sebo necesario para mantenerse saludable. En el mercado existen muchos humectantes para que puedas elegir el que más te acomode; si sientes que tu piel es muy grasosa, busca uno que sea libre de aceite o puedes elegir una presentación tipo gel, que es más ligero pero igual de eficiente. Realiza este paso después la limpieza, por las noches y mañanas.

5. PROTECCIÓN SOLAR. Los rayos solares pueden ser muy dañinos para nuestra piel en varios sentidos, pueden causar quemaduras graves y hasta cáncer en la piel, pero lo que no muchos saben es que tienen un efecto estimulante sobre las glándulas sebáceas, haciendo que trabajen más. Por esto es importante incluir un protector solar en nuestra rutina facial diaria, y este, al igual que el humectante, debe ser adecuado para tu tipo de piel.

6. MATIFICA. Este tip es exclusivo para las personas que utilizan maquillaje. Para que te dure más a lo largo de día y no sientas como que se te derrite la cara, utiliza un maquillaje líquido libre de aceites y séllalo con un polvo traslucido, u opta por la opción de utilizar un maquillaje en polvo.

7. CONTROLA. Como extra, puedes comprar un paquetito de papel facial absorbente y cargarlo en tu bolsa para cuando sientas que tu cara se ve muy brillante y no quieras arruinar tu maquillaje. Puedes encontrar de varios precios y estilos, personalmente mis favoritos son los de la marca Boscia, porque tienen extracto de té verde y trae bastantes hojitas para que te duren un buen tiempo.

8. CHECA TU ESTADO EMOCIONAL. Muchas veces, situaciones emocionales y/o hormonales, se ven reflejados en nuestro cuerpo de diferentes maneras y una de ellas es la producción de grasa y aparición de acné. Si realizas los puntos anteriores de manera conjunta y constante, y aún así no ves resultados, es importante que le des una visita a tu médico de confianza para que te de un tratamiento adecuado y así puedas mejorar el aspecto de tu piel.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *