Cabello, PRO TIPS

TODO LO QUE DEBES SABER ANTES DE DECOLORARTE EL CABELLO

¿Te preguntas cómo las Kardashian cambian de look cada dos meses y aún así su cabello se ve super sano y brillante? Parece algo exclusivo de celebridades, ¿verdad? La realidad es que es algo que cualquier mortal puede hacer, siempre y cuando esté dispuesto a dedicarle tiempo y dinero.


Mi mamá es estilista, prácticamente crecí en un salón de belleza,  y aunque a mí no me llama la atención trabajar en esa rama, me encanta expresarme cambiando el look de mi cabello cada que puedo, he pasado por el rubio, el rojo, el cobre, chocolate, efectos, mechones de colores, en fin, se dan una idea; pero para pedir un cambio realista que no dañe mi cabello al extremo de no tener reparo, tuve que entender un poquito como funcionan algunos procesos de coloración y, evidentemente, cambié mi rutina de cuidado para mantenerlo.

Hoy te quiero dar los secretos detrás de uno de los procesos más utilizados para estos cambios: la decoloración. Esta funciona con dos compuestos, el polvo decolorante y el peróxido, este último es el que hace la mayor parte del trabajo y también se utiliza en un tinte normal, aunque no decolores. Estos dos se unen y abren la cutícula del cabello (la primera capa) para llegar a la corteza (segunda capa) donde está el pigmento o color.

El color se va eliminando gradualmente, pasando por varios niveles de decoloración: de castaño oscuro pasa a castaño, de castaño a rojo, de rojo a naranja, de naranja a amarillo y de amarillo a amarillo pálido; es por esto que a una persona con cabello rubio le es más fácil llegar a un tono casi blanco, porque ya está, de manera natural, en un nivel amarillo. Este esquema explica también el porqué le queda el cabello rojizo-naranja a una persona con cabello naturalmente oscuro que se pone un tinte más claro que su color natural sin previa decoloración, ya que lo poco que alcanza a decolorar el proceso que realizó va a dejarlo sólo uno o dos niveles más abajo.

Entiendo que muchas chicas le teman, porque tiende a ser bastante agresivo y, si no se hace de manera correcta, puede arruinar el cabello por completo. Antes de aventarte a hacerlo, te recomiendo que tengas en cuenta lo siguiente:

1. Define que color quieres y cuánto hay que decolorar, si tienes el cabello muy oscuro y lo quieres hacer extra claro, te recomiendo que no lo hagas en una sola sesión.

2. Asegúrate que no tengas el cabello teñido con un tinte comercial, los de cajita que venden en los supermercados o farmacias, porque su composición y la manera en la trabaja sobre tu cabello es diferente a la de un tinte profesional y te va a costar muchísimo trabajo sacarlo.

3. Si tienes el cabello maltratado, repáralo con algún tratamiento profundo (de preferencia alguno que te rellene la cutícula) antes de decolorar.

Para que no te lleves un mal sabor de boca experimentando en tu casa, acude a un profesional para que te valore y realice el proceso de decoloración, que como ya viste, no es cualquier cosa.

Después de la decoloración es importante que cambies tu rutina de cuidado, ya que tu cabello se adelgaza y pierde fuerza; probablemente tu estilista te de una serie de instrucciones, pero si no lo hace, puedes seguir los puntos que te menciono a continuación:

1. Utiliza un shampoo y acondicionador reestructurante, de preferencia libre de sulfatos y parabenos.

2. Desenrédate con mucho cuidado con un cepillo de cerdas naturales para que no rompas el cabello, puedes utilizar algún producto auxiliar, como una crema para peinar o un tratamiento acondicionador en spray sin enguaje.

3. Minimiza el uso de herramientas con calor, como secadoras, planchas o tenazas, y si lo haces, no olvides aplicar un protector de calor antes de hacerlo.

4. Utiliza una mascarilla o ampolleta de reparación profunda por lo menos una vez a la semana.

5. Invierte en un tratamiento con tu estilista de confianza, de preferencia alguno que rellene la cutícula o haga una reparación profunda; este punto es opcional, pero es el que hará la diferencia más grande. Te recomiendo el “Tratamiento de Máxima Reparación” de la marca Mucota, lo puedes encontrar desde $800 hasta $1,200 pesos mexicanos.

¡FELIZ CAMBIO DE LOOK!

A.

2 Comments

    1. admin Author

      ¡Hola, bonita! A mi me funciona muy bien el shampoo de hidratación de la marca Maui (es el de la botella azul), ese lo encuentras en Walmart o Chedraui y es relativamente económico; ellos también manejan un acondicionador que también me gusta. Y de mascarilla, mi favorita es (hasta ahora) la de Moroccanoil de hidratación, esa la uso como cada 15 días.

      Reply

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *