Alimentos, BIENESTAR, PRO TIPS, Uñas, Uncategorized

LO QUE TUS UÑAS DICEN SOBRE TI

Con las manos hacemos casi todas nuestras actividades diarias y son gran parte de la comunicación que establecemos con otras personas; esto hace que las uñas siempre estén a la vista de todos, siendo así una “carta de presentación” que habla mucho sobre tus hábitos de cuidado personal y, aunque no lo creas, también pueden decir mucho sobre tu salud.


Las uñas son capas laminadas de células viejas construidas por un tipo de proteína llamada queratina; las células nuevas crecen debajo de la cutícula y cuando envejecen se tornan duras y compactas, formando así la uña visible. Una uña sana debe ser suave en textura, de color uniforme y no presenta crestas, descamaciones, manchas o decoloraciones.

Al igual que la piel, también pueden resecarse y debilitarse debido a agentes externos o a una nutrición pobre. Toma suficiente agua para mantenerlas hidratadas y asegúrate de agregar en tu dieta alimentos ricos en proteínas, vitaminas y minerales como zanahorias, arroz integral y avena, ricas en vitamina A y B, y verduras de hoja verde, ricas en hierro; almendras, para el calcio, y huevo y leguminosas, para la proteína; igualmente puedes agregar a tu dieta frijol de soya, que además de ser rico en proteína también es excelente fuente de vitamina B6 y aminoácidos.

También es importante mantenernos atentos a cualquier cambio en la forma, color y hasta en el crecimiento de tus uñas ya que estos factores pueden hablar de lo que está pasando dentro de tu cuerpo; y aunque algunos “síntomas” no deben ser causa de preocupación, hay otros que deben tener un seguimiento médico pues pueden ser indicadores de alguna deficiencia de nutrientes o hasta de enfermedades crónicas como la diabetes.

Las uñas amarillas suelen presentarse por el uso de uñas acrílicas o esmaltes o pueden ser un signo de envejecimiento; pero si se combina con una textura rugosa y engrosamiento, puede tratarse de una infección fungica (hongo).

Unas uñas secas y descamadas pueden deberse al contacto excesivo con químicos, tales como los productos de limpieza; aunque también pueden ser indicadores de deficiencia de vitamina A, B o C.

Los puntos o manchas blancas que aparecen en tus uñas son, usualmente, ocasionados por algún tipo de golpe o trauma y desaparecen a medida que la uña crece; pero si no lo hace, puede tratarse de algún tipo de hongo.

Con los síntomas que se presentan en las uñas se pueden detectar otras enfermedades como psoriasis, diabetes, SIDA, enfermedades del corazón, hígado o riñones. No dudes en acudir con un médico si tus uñas presentan cualquier cambio drástico; recuerda que tu cuerpo es muy sabio, y si algo anda mal con el, se comunicará contigo mandando diferentes señales o síntomas, ya dependerá de ti si lo escuchas o no.

A.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *